La empresa especialista en tomate de Grupo Agroponiente ha pagado a los agricultores una media de 1,056 euros por kilo, lo cual supone 23 céntimos más que la segunda empresa en el ranking

El mes de enero, como es sabido, es el mes clave en la vemta de Tomate Raf, el rey del sabor, el tomate más afamado de cuantos se cultivan en Almería. El balance de precios abonados en el campo por las diferentes empresas que trabajan este artículo en la provincia arroja el dato de que Vegacañada (Grupo Agroponiente) ha sido la líder destacada en cuanto a los mejores precios pagados al agricultor por el Tomate Raf, con una diferencia de 23 céntimos con respecto a la segunda.

En concreto, la media del pago a agricultores por el Tomate Raf durante el mes de enero en Vegacañada ha alcanzado los 1,056 euros el kilo, 23 céntimos de diferencia sobre la segunda empresa, que ha dejado su media general en 0,828 euros.

Una amplia diferencia sustentada en todos los tipos de tomate asurcado y Raf, puesto que en el Raf de tamaño ‘G’, en Vegacañada se ha pagado 1,32 euros el kilo, por los 1,26 de la segunda; en ‘G’ Maduro, 0,77, 0,20 más que la segunda; en ‘GG’ o ‘Doble G’ 0,93, 0,04 euros más que la segunda; en ‘M’ 1,37, con 0,43 euros más que la siguiente y en ‘M’ o ‘Doble M’, 1,73, nada menos que 0,75 más que la siguiente.

Hay que decir que, durante este primer mes del año, Vegacañada ha comercializado 1,4 millones de kilos de tomate Raf, lo cual lo ha colocado en la segunda posición de la provincia en cuanto a volumen, pese a lo cual ha logrado pagar los mejores precios a los agricultores de manera muy holgada con respecto a la empresa que ha quedado en segundo lugar en cuando a precios.

Para Antonio Román, director de Negocio de Grupo Agroponiente, “esto no es más que una prueba más de nuestra clara apuesta por trabajar al lado de nuestros agricultores. En nuestra empresa llevamos ya muchos años dejando claro, con nuestros actos, que los agricultores son la base de toda la cadena y que procurar los mejores destinos comerciales para sus productos es una de las piedras angulares de nuestra filosofía corporativa. Para nosotros, es un orgullo poder decir que somos la empresa almeriense que más paga por el Raf de nuestros agricultores y que, además, lo hace en un mes clave como enero, con una diferencia de nada menos que de 23 céntimos de media con respecto a la segunda empresa, llegando a pagar 0,75 euros más en alguna de las especialidades. Un orgullo porque de esta manera respondemos a lo que es justo: nuestros agricultores son los mejores y sus precios han de ser los mejores”.