Se desarrolla a lo largo del mes de julio y supone un eslabón más de la cadena de acciones dentro de su estrategia de ESG (Environmental Social and Governance)

Grupo Agroponiente ha iniciado ya  el proceso de prácticas de empresa en sus instalaciones para un grupo de personas con discapacidad intelectual pertenecientes a la Asociación Almeriense para el Síndrome de Down ‘Asalsido’. Dichas prácticas, que se van a desarrollar durante un día a la semana a lo largo del mes de julio, supondrán una integración laboral para estas personas, que previamente han llevado a cabo una labor formativa relativa a cada uno de los desempeños profesionales que van a asumir.

Tras la primera semana, la adaptación de todos los integrantes de este programa de prácticas ha sido, a juzgar por los responsables de las áreas en las que están participando, “excelente”, lo cual viene a corroborar no solo que este tipo de acciones son muy importantes para la integración laboral y social de las personas con discapacidad, sino que sus capacidades de desempeño de una responsabilidad laboral son muy altas y su actitud siempre satisfactoria.

Esta iniciativa forma parte de la filosofía de acción social de Grupo Agroponiente, dentro de su estrategia de ESG (Environmental Social and Governance), que tiene por objetivo de dotar a la compañía de una personalidad propia y de una serie de objetivos a cumplir en el futuro a corto y medio plazo, en relación con el Medioambiente, las relaciones sociales y el buen gobierno.

En este sentido, la compañía está desarrollando acuerdos con diferentes asociaciones sin ánimo de lucro, cuya finalidad es implicarse en los objetivos estratégicos de éstas y prestar la colaboración de Grupo Agroponiente en aquellas facetas en las que ésta pueda resultar importante.

Para su responsable de ESG, Pepi Madrid, “este tipo de acciones no vienen sino a corroborar nuestro compromiso social que, unido al medioambiental, son dos pilares fundamentales sobre los que descansa la estrategia de ESG de Grupo Agroponiente y nuestra filosofía corporativa en general. Estamos convencidos de que para toda empresa es elemental responder a los compromisos con la sociedad que cada una pueda asumir dentro de su capacidad, porque al final de lo que hablamos es de apostar por las personas para terminar apostando por la sociedad. Sin duda alguna, esta experiencia vuelve a ser tremendamente satisfactoria y, además, constituye un hito que se repetirá a lo largo del tiempo, no solo como parte de ese compromiso, sino como un proceso más de mejora y crecimiento de nuestra propia compañía”.