La gran novedad de este año es la sandía Kisy, de tamaño individual y de fácil pelado, al estilo de una naranja, sobre la que la compañía ha recibido una co-exclusiva de comercialización

Grupo Agroponiente vuelve a estar, un año más, en plena campaña de melón y sandía que, como es habitual en la compañía, se une a la comercialización del resto de productos, lo cual supone una época de intensísimo trabajo productivo y comercial.

De hecho, Grupo Agroponiente comercializó la pasada campaña 70.2 millones de kilos de sandía y 12 millones de kilos de melón, en sus diferentes variedades. En concreto, en cuanto a sandía, este año se volverá a comercializar la negra con y sin pepitas, la blanca, la sandía amarilla y también especialidades como la Sandía Fashion y una sandía ‘snack’ o ‘mini’ sobre la que la compañía posee una co-exclusiva, la sandía Kisy, de un tamaño individual y que se pela de manera similar a una naranja. En cuanto a melón, la producción se centra en variedades como Piel de Sapo, Galia, Amarillo, Cantaloup y Kukino.

Un año más, la exportación volverá a ser fundamental en cuanto a los canales comerciales de estos productos. De hecho, la pasada campaña, más de un 60% de la producción terminó fuera de las fronteras españolas, con especial incidencia a la sandía.

Todo ello con marcas que ya gozan de una muy asentada presencia en los mercados, como Dulce de Vega o Bombón de Agroponiente para el melón y Gold Quality, Delicias, La Premium o Fashion en sandía, a las que ahora se une también Kisy.

En cuanto a volúmenes, las previsiones son las de superar los de la pasada campaña y continuar, de esta manera, la trayectoria de crecimiento que viene describiendo la empresa desde hace ya muchos años, con la incorporación además de las nuevas variedades y marcas ya antes señaladas.

De hecho, según el director de Negocio, Antonio Román;la realidad es que nuestra apuesta por la sandía y también por el melón ha sido siempre muy decidida, haciendo especial hincapié en cuidar de manera muy sensible el sabor, apostando por variedades que lo potenciasen y con constantes controles de calidad y esmero en los procedimientos de corte, para asegurar que cada partida estaba recolectada justo en el momento idóneo para su máxima calidad. Esta línea es la que mantenemos y este año la potenciamos con la sandía Kisy, sobre la que hemos recibido una co-exclusiva de comercialización y que es un producto innovador, de gran sabor y sobre todo adaptado a las demandas actuales del mercado: de pequeño tamaño, como una fruta individual, y que además se puede pelar al estilo de otras frutas de cáscara como puede ser una naranja”.