Se encuentra en el nuevo centro social instalado en la antigua Residencia de Mayores Antonio Guirado y reúne diferentes salas para la atención a sus asociados y para su propia gestión

Ya es una realidad. A penas tres años después del nacimiento de la Asociación Altea Autismo, las instalaciones del centro social de Huércal de Almería, ubicado en la antigua Residencia de Mayores Antonio Guirado ya acoge su nueva sede. Se trata de unas dependencias completísimas, con capacidad tanto para la gestión de la propia organización como para la atención a sus asociados, con salas de fisioterapia, musicoterapia y diferentes tratamientos, perfectamente equipadas en lo que supone un auténtico sueño hecho realidad.

El director de Recursos Humanos de Grupo Agroponiente, Javier Ramos, asistió al acto formal de organización, dado que esta empresa es patrocinador y apoyo principal de Altea Autismo prácticamente desde su fundación; en un acto presidido por el alcalde de la localidad, Ismael Torres; y la presidenta de Altea, Mari Carmen Almagro; al que asistieron también diferentes asociados y representantes de otras empresas y organizaciones colaboradoras, como Bankia y la Fundación Pies que Abren Camino.

Grupo Agroponiente mantiene, de esta manera, la fidelidad a un acuerdo de colaboración que nació prácticamente con la fundación de Altea Autismo y que supone no sólo el fundamental apoyo económico para este tipo de proyectos, sino también una permanente y sincera disposición a la colaboración en cuantos eventos y actividades realiza Altea, que afortunadamente son muchísimos.

Javier Ramos constataba “cómo desde Altea Autismo han sabido aprovechar hasta el último recurso  que han recibido para convertir una ilusionante y maravillosa aventura de unos padres que de repente se encontraron solos con un niño en situación de autismo, en una organización sólida, con una actividad trepidante, una cantidad de actividades que da vértigo y, sobre todo, una gran familia en la que nadie que esté relacionado con el Trastorno del Espectro Autista se siente desamparado. Desde luego estamos ante una gran obra, mucho más admirable por tratarse del producto de la suma de esfuerzos de una serie de familias que no estaban llamadas a estas tareas y que, sin embargo, las han afrontado con una extraordinaria profesionalidad”.

Grupo Agroponiente cumple su tercera campaña de colaboración con Altea Autismo: un ‘matrimonio’ absolutamente consolidado y sólido, en el que sin duda esta empresa recibe cada día múltiples enseñanzas de vida de una organización que, como Altea Autismo, es todo pasión, pundonor, superación y excelencia.