En el marco de su acuerdo de colaboración, Grupo Agroponiente ha estado presente y colaborado con el Campamento Inclusivo de Navidad 2020/2021 de la Asociación Altea Autismo.

Se trata de un evento que se ha llevado a cabo durante el periodo vacacional de Navidad y que ha puesto a disposición de las familias su campamento inclusivo, en el que ha permitido que puedan disfrutar de una desconexión con la seguridad de que sus hijos están en manos de profesionales especializados en autismo, donde se brinda una atención individualizada y de calidad, respetando todas las medidas de seguridad por COVID-19.

Un año más, el campamento ha sido todo un éxito, y más en este año tan ‘extraño’ y diferente que nos ha tocado vivir. No obstante, los niños y niñas han podido acabar el duro año con un toque de ilusión y sobre todo diversión, en un ambiente con temática navideña que han decorado ellos mismos día tras día.

Además, al ser un campamento inclusivo, niños con TEA y neurotípicos, han disfrutado juntos, compartiendo y aprendiendo diferentes habilidades. Se ha trabajado para que cada uno de ellos participen en cada actividad, y la verdad que estamos muy contentos y orgullosos por la implicación de todos.

Talleres varios

El campamento ha ofrecido actividades de carácter lúdico educativas, en las que los niños han podido divertirse a través del juego, sin olvidar aquellos aprendizajes significativos de la enseñanza, a través de diversas actividades y talleres orientados a la época navideña, en los que se han encontrado algunos como:

  • Taller de manualidades, con plastilina, papel higiénico, cartulinas, pinturas, entre otros materiales, en el que se han elaborado modelos de muñequitos de nieve, elfos, figuritas de Papá Noel, e incluso se ha elaborado un slime casero.
  • Taller de música, donde los niños y niñas han podido cantar villancicos acompañados de instrumentos y bailes.
  • Taller de cocina. Poniendo en práctica los dotes de chef, nuestros niños han hecho figuritas con ayuda de alimentos saludables para luego disfrutar de su sabor.
  • Deporte adaptado. ALTEA no ha dejado de ofrecer su servicio de deporte en este periodo de vacaciones, por ello se ha estado realizando en la escuela de Aguadulce en el horario del campamento para todos y todas, donde se ha trabajado las habilidades físicas y motoras.
  • Juego libre. Además de los diversos talleres, los niños también tienen su ratito de descanso y de juego libre en el parque, puesto que es muy importante poder estar también al aire libre para correr, jugar con la arena y en definitiva pasárselo en grande.

Todos los trabajadores de ALTEA han querido expresar su sentimiento de orgullo, un año más, al poder hacer de las vacaciones de Navidad, unos días totalmente productivos y divertidos para los niños y niñas de la asociación. Pero sobre todo, agradecidos a todos aquellos que lo hacen posible.

Un sentimiento que comparte también toda la estructura profesional de Grupo Agroponiente, empresa para la cual es una gran responsabilidad y también un motivo de satisfacción la oportunidad que Altea Autismo nos brinda de colaborar en esta tan noble causa.